Identificadores para empresas de mujeres: una estrategia que vale la pena traer a Latinoamérica

En los Estados Unidos ya hay más de una forma de saber qué negocios pertenecen a mujeres. Una ayuda a convocar el apoyo de otras mujeres que, juntas, pueden hacer una diferencia.

La diseñadora y emprendedora estadounidense Rebecca Minkoff introdujo la semana pasada una iniciativa que ayudaría a traer atención a las empresas pertenecientes a mujeres con el fin de darles visibilidad y guiar a los consumidores que deseen apoyarlas. Además, la plataforma de reseñas Yelp, introdujo una nueva categoría de búsqueda: ‘women-owned’, que también ayuda a convocar clientes interesados en respaldar empresas pertenecientes a mujeres.

Read in english: Identifiers for women’s companies: a worthy strategy for Latin America

“Antes que todo, queremos un símbolo que pueda ser identificado en los empaques, páginas web y vitrinas de tiendas. Queremos convencer a una comunidad de que compre y se apoye mutuamente” declaró Minkoff. “Podemos educar al consumidor de la misma forma que se le ha educado para que revise si un producto es orgánico o no” añadió.

La iniciativa de Yelp, que también avanzó en asociación con Minkoff y su organización Female Founder Collective (FFC), es el primer gran avance de Minkoff para lograr su objetivo de masificar un identificador para los negocios de las mujeres. A través de Yelp, las dueñas de los negocios pueden acceder a una calcomanía para sus vitrinas, además de una categoría entera dentro de la página dedicada a resaltar estas empresas ante potenciales clientes.

Puesto que Yelp es la plataforma principal de reseñas y experiencias del cliente en los Estados Unidos, es un punto de partida importante para comenzar a incentivar el uso de lo que se llamaría el Female Founder Seal.

“Al trabajar con una empresa grande como Yelp estamos resaltando nuestra meta conjunta de cerrar la brecha económica de género. Nuestra alianza busca alcanzar la mayo cantidad de personas, sean empresas que se denominan lideradas por mujeres o sean consumidores en búsqueda de empresas pertenecientes a mujeres” declaró Minkoff en un comunicado de Yelp.

El Female Founder Collective de Minkoff, que cuenta con 3.000 miembros desde su nacimiento en septiembre del 2018, también adelanta otra alianza, con Visa, para proveer mayor apoyo a los emprendimientos de mujeres a nivel global. Según el estudio que respalda la iniciativa, al 73% de las mujeres emprendedoras se les dificulta conseguir el capital necesario para iniciar su empresa, algo que Visa, FFC y el banco Chase buscan subsanar por medio de talleres acerca del acceso a crédito entre otras estrategias.

Una estrategia lógica

Si bien este e incontables otros estudios identifican las dificultades de las mujeres a la hora de adelantar proyectos de emprendimiento, pocas veces se le había dado la importancia necesaria al rol del consumidor a la hora de fortalecer las capacidades de los negocios liderados por mujeres.

Según un estudio de Merkle and Levo, las mujeres ‘millennials’ se suman para conformar un mercado de más de $170.000 millones de dólares, y no temen gastar sus ingresos, demostrando mayor capacidad de gasto que el adulto promedio. Según el estudio, este año el segmento de las mujeres jóvenes será, a nivel mundial, el segmento con la mayor capacidad e intención de compra a nivel mundial.

Lea también: ¿Cuáles son las industrias dominadas por mujeres? 

La estrategia del FFC tiene los ojos puestos en el lugar correcto, redirigir la atención de las consumidoras hacia negocios de mujeres puede hacer la diferencia para la subsistencia de estas empresas. Con el discurso adecuado y una amplia cobertura, seguramente muchas mujeres se verán persuadidas a modificar sus hábitos de consumo para dar mayor apoyo a empresas conformadas por otras mujeres.

América Latina no cuenta con iniciativas de este tipo, y, en general, cuenta con un poder adquisitivo mucho menor que el de los Estados Unidos o Europa, lo que a su vez significa un segmento de las mujeres con menor capacidad de compra. Pero no por eso se puede ignorar una estrategia como la del FFC, dar visibilidad a las empresas de las mujeres frente al consumidor es una forma fácil y lógica de reunir apoyo útil y clientes fieles.

LatinAmerican Post | Pedro Bernal

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Programar visita ahora